Téma cizinců, kteří žijí v Čechách a kteří se naučili náš jazyk, mám moc ráda. Vždyť to je veliké zrcadlo do kterého se můžeme dívat a s kterým si můžeme povídat a srovnávat...

Dneska představím už druhého Mexičana, který v Čechách žije a pracuje (první byla Mexičanka Ana, která na blogu popisovala svoji organizaci La Lotería). Anu jsem potkala náhodou v galanterii a autora dnešního článku jsem podle mne nikdy neviděla. Ale... Rolando Garduño pro mne není neznámá postava. Znám ho přes kamarádku asi tak dlouho jako on je v Praze, 10 - 12 let, přesně nevím. Až díky konverzaci o tomto článku jsem si vzpomněla, Rolando mi připomenul, že jsem mu pomáhala s překladem textu, když se hlásil na FAMU. A jak vše dopadlo si můžete dneska přečíst. A nebo se i podívejte na Rolandův web.


Yo en Praga

De Kelley a Fausto

Ahora con la llegada de la primavera se cumplen 12 años desde que por primera vez caminé por las empedradas calles de la “mágica Praga”.

Mágico es un atributo con el que a menudo se relaciona a dicha ciudad pero la clase de “magia” que me atrapó no fue precisamente la de su encanto arquitectónico o lo místico de sus paisajes.

La palabra magia que desde sus raíces sánscritas; māiā la cual significa: ilusión, irrealidad, truco, engaño, hasta sus derivados protoindoeuropeos; magh: ser capaz, tener la capacidad, explican la razón de porque crucé el gran océano Atlántico para llegar hasta aquí.

Si bien ya en el siglo XVI Praga contaba con quizás uno de los más importantes laboratorios de alquimistas en Europa, unos cuantos siglos más tarde en el XX se fundaría otro tipo de laboratorio  de alquimia, igual de importante para el viejo continente pero al que conocemos más bien como arte cinematográfico.

Filmová a televizní fakulta Akademie múzických umění v Praze mejor conocida internacionalmente como la FAMU -por sus siglas en checo- es el recinto al que ingresé para cursar mis estudios de licenciatura y maestría hace ya más de una década, y que ahora estoy a punto de terminar. Esto sin duda representa una muy importante faceta de mi vida, tanto artística como personal.

Comencemos por el final

Konec” que significa en checo; fin. Fue una palabra constante durante mi niñez porque era la única que podía reconocer y es que mi padres por aquellos años nos tenían prohibido a mi y a mi hermano ver la programación regular de la televisión mexicana, con excepción de una barra infantil que el canal once programaba por tres horas de lunes a viernes. El contenido de esa barra consistía en una colección de “Večerníček” (como se le conoce a los dibujos animados que los niños miran antes de ir a dormir aquí en República Checa). Así nosotros mirábamos a Krtek, Pat a Mat, y muchos otros que aquel canal de televisión mexicano importaba desde la europa, en ese momento conocida como “del este” de lunes a viernes de 3 a 6 de la tarde.

La conexión entre eventos es una de las características del cine y recuerdo que cuando hice por primera vez mi examen de admisión al CCC -Centro de Capacitación Cinematográfica en la ciudad de México, el equivalente a FAMU- ahí a todos los aspirantes nos daban una fotografía y debíamos escribir una pequeña historia basada en aquella imagen (en ese entonces yo ni siquiera sabía con seguridad donde en el mapa se encontraba la República Checa); entonces yo inventé la historia de ¡un bibliotecario checo! que viajaba hasta México en busca de una estrella de cine… años más tarde sería precisamente yo quien protagonizaría esa historia.

Cómo se me ocurrió o porque decidí venir a estudiar aquí es tan misterioso como el cine mismo. Será quizás parte de la “magia” que guarda este país, pero lo cierto es que no ha sido para mí de ninguna manera un proceso fácil. La primera vez hace doce años fue un experimento, vine a estudiar por un año y en inglés en un programa paralelo que la FAMU corre desde hace varias décadas. Durante ese tiempo conocí a mayor profundidad la escuela, el idioma y su cultura, me hice de algunos amigos artistas que hasta hoy conservo. Ese año me marcó de tal manera que cuando volví a México organicé con el apoyo del consejo para la cultura y las artes de Nuevo León -CONARTE- un curso de tres meses donde intentaba reproducir la esencia de lo que yo había aprendido aquí. El resultado de ese curso fue la realización cinco corto metrajes, algunos de ellos exhibidos en festivales.

Después de una larga pausa de dos años intentando ser aceptado en la escuela porque ellos toman de seis a ocho estudiantes de un promedio de ciento cincuenta aplicaciones por año, en noviembre del 2010 decidí dar mi última oportunidad. Si esta vez no me aceptan optaré por hacer algo diferente. Vendí todas mis pertenencias en México, me despedí de mis amigos y tomé un vuelo sin retorno hasta Praga y empecé el traumatizante proceso de admisión por última vez…

Recibí una carta de la escuela, me daban ocho meses para aprender el checo en el nivel B1 (el año escolar comienza en octubre y las admisiones son de noviembre hasta febrero) y fue así como en octubre del año 2011 empecé mi primer grado de Licenciatura en Montaje cinematográfico, en la FAMU.

What Would You Like To See?

Hace unos meses después de tres años y medio terminé un corto que se suponía sería mi “bakalařský film” pero el proyecto fue creciendo de manera misteriosa e inevitable, tal como mi llegada a Praga.

El corto cuenta la historia de una chica que en el proceso de aprender a manejar y a bailar Boogie también aprende a aceptarse a sí misma; Fue estrenado hace poco en febrero de este año en el cine Světozor durante la inauguración del festival La Película, curioso es que precisamente ese cine fue el primero que conocí hace 12 años.

Ahora trabajo en una nueva idea para mi “absolvenský film” esta vez será sobre la identidad, el exilio, la intolerancia y la empatía por los que son diferentes a nosotros, veremos que resultará de eso. Mientras tanto colaboro en varios proyectos que van desde la publicidad pasando por documentales hasta series televisivas de época; unas veces como montador, otras veces como asistente, unas cuantas veces como director y recientemente una como actor pero no principal.

Sí he de escoger una constante que predomina en las películas que he realizado como autor, ha de ser su atmósfera onírica. Esto para mí es la “magia” del cine, la alquimia de convertir la realidad en una ilusión y cristalizar los sueños, las imágenes que no se entrelazan en tiempo real o lógica sino que concentran momentos esenciales.

plakát k filmu What would you like to see (2018)

Rolando Garduño

Rolando Garduño (1978, Ciudad de México) después de trabajar por 10 aňos en la TV y la publicidad como productor, director y reportero, decidió mudarse a Praga donde comenzó sus estudios en la facultad nacional de cine de la República Checa, la FAMU. Rolando recibió su grado en Bachelor of Arts en el departamento de montaje y actualmente cursa el programa de maestría en la misma institución.

Como cineasta su trabajo como autor ha sido proyectado en México, Colombia y Praga. Como montador, también ha colaborado en diversos cortometrajes que se han proyectado a lo largo de toda Europa.

Filmografía

Rehearsal (2008),  Jsem Anna (2008), Gramofon  (2012), Cabaret Mañana (2012), Narodil jsem se poměrně mladý (2013) What would you like to see (2018)

Rolando Garduño